martes, 23 de agosto de 2011

Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios

La pasada semana se ha hecho eco, en algunos medios de comunicación locales, de la situación del legado de la Herencia Nadal en lo que respecta a las cantidades en efectivo recibidas por la Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, procedentes de la venta de la parte del patrimonio de dicha herencia que D. Teodoro Úbeda pudo salvar de los especuladores antes de su fallecimiento.
Hace muchos años que se viene hablando en Estepona de la Herencia Nadal, la Fundación Antonia Guerrero, la Fundación José Nadal y el legado a la Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Estepona. Según con quién se hable, los millones (de euros o de pesetas), varían en una u otra medida, sirviendo para emborronar todo el asunto y llegando a provocar, creemos que intencionadamente, que nadie tenga claro cuánto supuso el legado y cuánto ha desaparecido, en bienes o en efectivo, en las diversas operaciones de ventas, permutas y especulaciones que se han venido haciendo estos años atrás por banqueros, políticos, promotores y sociedades diversas.
Tan complicado ha llegado a ser el asunto que ya nadie sabe a ciencia cierta qué corresponde a cada una de las fundaciones constituidas y en qué querían los legatarios que se emplearan sus bienes. Pero sí parece haber una cosa clara: que el 30% de la tercera parte del legado de Dª Catalina Nadal pertenece a la Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Estepona, un total de 402.612 m2, cantidad de la que nunca se ha hecho pública su traducción a euros ya que nadie sabe qué cantidad de esos metros fueron vendidos y a qué precio.
Aún así, parece ser que la Parroquia de nuestro pueblo recibió aproximadamente veinte millones de euros, procedente de la venta de esos bienes, de los que, según el comunicado difundido por el Consejo Parroquial, sólo quedan en la cuenta de nuestra parroquia el 10%, habiéndose ido apropiando, en los últimos años, el Obispado de Málaga del resto del dinero bajo el “razonamiento” de que ese dinero es de la iglesia y que como tal, la diócesis y otras poblaciones de la provincia pueden beneficiarse de él y, evidentemente, obviando la última voluntad de la testataria, última voluntad que, precisamente para la Iglesia como institución, debería ser sagrada.
Ante la imposibilidad por nuestra parte de iniciar acciones de ningún tipo contra semejante actitud, a la que calificamos de atropello, esta asociación exige a nuestro alcalde D. José María García Urbano que, siendo el máximo representante de nuestros ciudadanos, sea el que se ocupe, no solo de actuar contra el obispado de Málaga por esa apropiación del patrimonio de nuestra parroquia, si no también de aclarar todo el asunto e informar a todos los ciudadanos de a cuánto ascienden los bienes de cada una de las fundaciones constituidas en virtud de la Herencia Nadal y quiénes son los administradores de dicho patrimonio, para que todo el pueblo de Estepona esté bien informado, se deje de especular al respecto y se evite en lo sucesivo que personas o entidades malintencionadas sigan dilapidando un legado del que se debería estar beneficiando nuestra localidad desde hace ya muchos años.

No hay comentarios: